martes, 20 de diciembre de 2016

JOE METHENY "EL HAMBURGUESERO" (EUA)

Biografia:

Cuando Joe Metheny fue arrestado en Baltimore en diciembre del año 1996 solo se lo acuso de ser el responsable de tres asesinatos, pero el afirma haber matado a diez personas en un período de 20 años.

Dos de las tres personas a las cuales se le acusa de haber asesinado fueron encontradas enterradas debajo de una fábrica de estibas, que es donde vivía Metheny. Pero no fue por eso la razón por la cual se le atribuye el título de “El Asesino Caníbal”. Le dieron ese apodo porque durante sus asesinatos en serie, abrió un puesto de hamburguesas a cielo abierto y en ese lugar el vendería carne humana mezclada con puerco. Más tarde el afirmó que no podrías distinguir si la carne humana había sido mezclada con el puerco. Dijo que veía a sus víctimas como una fuente carne más que como personas reales.

Metheny pasaba la mayor parte de su tiempo con personas desamparadas acechando los antros en busca de mujeres con problemas de bebida o de adicción a las drogas. Uno de esos establecimientos era el Borderline Bar, el cual fue el lugar donde fue arrestado por primera vez por haber asesinado a Kimberley Spicer, ella era una de las víctimas que fueron encontradas enterradas en la fábrica de palés junto a su casa.

Metheny se encuentra encerrado de por vida en la prisión luego de que le revocaran su sentencia a pena de muerte en el año 2000. Fue luego de su primer arresto que confesó haber asesinado al menos a 10 personas, pero solo se le pueden atribuir sin lugar a dudas las muertes de Kimberly Spicer, Toni Lynn Ingrassia y Catherine Magaziner.

“Maté a siete personas (luego confesó que habían sido tres más), tres hombres y cuatro mujeres. A dos hombres los corté con un hacha debajo de un puente en el Sur de Baltimore. No fui culpado por eso por que no pudieron demostrar que lo hice. Debajo de ese mismo puente también asesiné a dos mujeres y a un hombre que estaba pescando, quien simplemente estaba en el lugar incorrecto en el momento incorrecto. Me llevé los cuerpos y los dejé en ese río. Le mostré a la policía donde los había dejado 3 años después, pero no pudieron encontrarlos. Por lo que no pudieron arrestarme por ellos”.

Los asesinatos fueron descritos por la policía como “brutales ataques sexuales que parecen indicar una agresión psicótica ante un determinado tipo de mujer”.
 
Metheny hasta el día de hoy no ha presentado remordimientos por sus crímenes.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada